Dónde más si no en el Paraíso. Vicente Cabrera Funes.